pilates bebe

Yoga adaptado para personas con necesidades especiales

¿Qué es?

El yoga adaptado a personas con necesidades especiales, crea un cuerpo más fuerte, flexible y saludable, la piel se vuelve más suave y brillante. Aquieta la mente y alivia tensiones. Mejora nuestro sistema inmunológico y muscular. Aprendemos a tomar conciencia de nuestro cuerpo. Mejoran nuestras relaciones interpersonales. Aumenta la energía física y mental. Mejora nuestra flexibilidad y postura. Se desarrolla nuestra intuición.

Mejoras de inclusión social

Impulsar la normalización de las personas con discapacidad dentro de la comunidad, saliendo del riesgo de aislamiento que conlleva estar institucionalizado, fomentando la relación con el entorno, potenciando su desarrollo personal y autonomía.

Calidad de vida con el yoga.

A pesar de contar con el apoyo y la colaboración de los fisioterapeutas que trabajan en los centros , hemos observado un importante deterioro de la condición física de los usuarios.

La aparición de nuevas patologías nos obliga, para garantizar una cobertura óptima de las necesidades que tienen nuestros usuarios, a mejorar el servicio de fisioterapia junto con el YOGA estamos seguras que a corto plazo se verán grandes resultados.

Las enfermedades en general alteran la psique de los que la padecen, afectando a la vida cotidiana y la de sus allegados y en el marco de la discapacidad es similar, sobre todo para aquellos que los toma por sorpresa en la vida. Se sienten física y mentalmente aislados, a veces sin encontrar un lugar de pertenencia.

“Todos en la vida conocemos o tenemos algún amigo o un pariente o un conocido con algún tipo de discapacidad. Muchos dicen: a mi esto no me va a suceder. En verdad, nadie que da exento de …”        

( Chistopher Reeve)

Pero tampoco debemos considerar la discapacidad como algo trágico: las enfermedades y la discapacidad pueden enseñarnos mucho sobre nosotros mismos.

El yoga y sus distintos métodos proveen oportunidades para esta transformación permitiendo una gran apertura mental y corporal.

La práctica de pranayamas, o regulación de la respiración y la meditación favorecen para crear una nueva conciencia sea cual fuere la discapacidad. Es importante la estimulación permanente por parte de sus allegados y buscar sitios donde puedan ser integrados, así de esta manera pueden recuperar (para los que lo perdieron) o encontrar (para los que no tienen) un lugar de pertenencia. Todo depende del grado de discapacidad.

Aquí nos referimos a los casos específicos como los de discapacidad motora (con técnicas de yoga terapia), no videntes, sordos, síndrome de down.

 

En realidad todos somos seres humanos por igual que desarrollamos distintas capacidades. En todos los casos, es conveniente al principio trabajar de manera personalizada para estudiar la patología y sus posibilidades. Es imperativo escuchar al alumno: no conocer sus preocupaciones, sus necesidades y estar en contacto permanente con los profesionales que lo atienden para hacer un seguimiento más efectivo y colaborar en el proceso de recuperación (para los que lo necesitan) y de evolución personal para todos. En el caso de discapacidad motora la asistencia es domiciliaria en una primera fase, para establecer otro tipo de vínculo que beneficiara en un futuro la integración grupal.

Programa

  • Realizar ejercicios de pranayamas y mudras (ejercicios de respiración)10 minutos.
  • Calentamiento y toma de conciencia de 10 a 15 minutos.
  • Serie de posturas para trabajar las sesiones correspondientes entre 35 y 45 minutos.
  • Relajación para asimilar el trabajo realizado de 5 a 10 minutos.

GRUPO

Viernes de 17:30 a 18:30. Con un máximo de 15 alumos-as.