podal

Reflexología podal

¿De qué se trata?

Técnica oriental milenaria basada en la aplicación de masajes específicos y presiones, como método de estimulación, en puntos y áreas reflejas de los pies que ayudan a equilibrar el nivel energético corporal y cuyo principal fin es la normalización de las funciones corporales. El estímulo es manual y sólo se emplean las manos desnudas, prescindiendo de cualquier tipo de artilugio mecánico.

El masaje podal nos aporta muchos beneficios:

  • Induce la relajación.
  • Estimula la energía vital, liberando los bloqueos.
  • Mejora la circulación, tanto a nivel local como general.
  • Depura y limpia el organismo de sustancias tóxicas.
  • Reduce el estrés.
  • Normaliza la funciones orgánicas, glandulares y hormonales.
  • Estimula las defensas del organismo.

 

Destacar que a través de este masaje se consigue una delicada sensación de relajación y bienestar.